Diferencia entre promesa y compromiso

Son muchas las personas que se confunden con los términos “promesa” y “compromiso” y, dicha confusión se manifiesta al momento de no saber cuándo una declaración puede ser referida como un compromiso y cuándo como una promesa.

Aunque hay una estrecha relación entre ambos conceptos, lo cierto es que se trata de cosas distintas. Si tú también tienes dudas al respecto o simplemente quieres un poco más de información, continua leyendo, porque a continuación te explicamos cuál es la diferencia entre compromiso y promesa.

Promesa

Cuando se promete algo se hace una declaración o se asegura que uno va a hacer alguna cosa en particular o que va a provocar que algo pase. Se hacen promesas a otros individuos o a grupos de ellos.

promesas

promesas

Es bastante común hacer promesas y que nos las hagan a nosotros, pero nada más que un deber moral o el gusto por ser consideradas como personas “de palabra” puede empujarnos a cumplirlas o a que los demás cumplan las suyas para con nosotros.

Dependiendo del contexto, hay promesas que no se hacen seriamente y todas las partes involucradas son conscientes de ello, sin embargo, otras veces se hacen promesas más serias y con la intención de cumplirlas; aunque en el momento no se cuente con ningún medio para hacerlas realidad.

Un típico ejemplo de promesa es la siguiente: “Prometo que algún día mis padres se sentirán orgullosos de mí”. Esta declaración indica que la persona que ha hecho la promesa hará algo en particular para alcanzar su objetivo, aunque al final puede que no haga nada y no cumpla con lo que ha prometido.

Compromiso

Por otra parte, a diferencia de las promesas, los compromisos se caracterizan por ser más concretos y porque en algunos casos; cuando no se cumplen, pueden acarrear diversos castigos (generalmente menores)

El compromiso comprende específicamente el llevar a cabo las acciones necesarias para cumplir con las promesas que se hacen, por tanto, quien adquiere compromisos tiene que trabajar y accionar acorde a aquello a lo que se ha comprometido.

compromiso

compromiso

Debido a que por lo general los compromisos son mucho más serios que las promesas, a veces no resulta muy fácil librarse de ellos. Un típico ejemplo de compromiso es el del novio que le dice a su prometida que se va a casar con ella cuando así lo prefiera. En este caso, si el novio llegara a cambiar de parecer podría ser considerado como alguien sin palabra o incluso como una mala persona, dependiendo del contexto de la situación.

Finalmente, se puede decir que las promesas se vuelven realidad o se cumplen cuando se asumen como compromisos. Por sí solas, a las promesas fácilmente se las lleva el viento; pero los compromisos que se asumen tienen mayor probabilidad de cumplirse.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.