Advertisements

Diferencia entre paradoja e ironía

Entender nuestra propia lengua con frecuencia puede resultar ser una tarea bastante difícil. En especial cuando se profundiza en la naturaleza de ciertos fenómenos que han dado lugar a conceptos como “ironía” y “paradoja”. ¿Qué significan esos dos términos?

En ambos casos se trata de enunciados sobre cosas contradictorias, sin embargo, a muchos les cuesta señalar cuál es la diferencia entre paradoja e ironía; ya que con frecuencia no resultan tan simple de diferenciar como a primera instancia se podría pensar que sería.

Si también tienes dudas al respecto o simplemente andas en busca de un poco más de información que sirva de complemento a lo que ya sabes, entonces continua leyendo, porque más abajo te explicamos todo lo que necesitas saber en torno a este interesante tema que podría formar parte de una conversación cotidiana, una clase de Literatura, una clase de Lingüística o incluso una clase de Filosofía.

Paradoja

Una paradoja es un tipo de enunciado que contiene afirmaciones contradictorias que son falsas y verdaderas al mismo tiempo. Mientras que a primera vista el enunciado podría parecer falso, cuando se trata de ponerlo a prueba, entonces resulta que es verdadero.

Una forma clásica de paradoja sería la paradoja filosófica. Esto es donde el enunciado es tanto verdadero como falso al mismo tiempo. Por ejemplo, la pregunta “¿Es la respuesta a esta pregunta no?”. Si la persona responde “no” entonces está negando que la respuesta es “no”, pero con esto confirma que sí es “no” la respuesta. Sin embargo, si responde “sí”, implícitamente está afirmando que la respuesta a la pregunta sí es “no”. De este modo no hay manera de aprobar o desaprobar el enunciado.

Ironía

Por otra parte, la ironía puede resultar un tanto más complicada de identificar y, más aún, de diferenciar. La razón por la que sucede esto es porque en realidad no hay una definición universalmente aceptada de lo que es la ironía. Han aparecido definiciones en libros de texto, pero a lo largo de tiempo se han pasado a interpretar de diferentes formas; razón por la cual, aunque algunas personas acepten algo como ironía es posible que otras discutan que se trate de eso.

La ironía es una especie de técnica literaria, un dispositivo retórico o bien podría referirse a un evento en el que lo que realmente pasa es completamente diferente; con frecuencia totalmente opuesto, a lo que se espera. Hay tres tipos de ironía: verbal, dramática y situacional.

La verbal es cuando lo que se dice es opuesto a lo que se quiere decir o dar a entender. Ejemplo: la cama es tan suave como el concreto. En otro orden, la ironía dramática ocurre con la literatura, obras de teatro o películas cuando el espectador tiene más información que los personajes de la historia. Así el espectador ve cómo los personajes encaran tragedias que han creado ellos mismos. Ejemplo: cuando Julieta toma la poción para dormir y Romeo cree que ella está muerta.

paradoja e ironia

paradoja e ironia

Finalmente, un ejemplo de ironía situacional sería el siguiente: el conductor de una ambulancia que atropella a la víctima que se supone debería de ayudar.

Advertisements

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.