Diferencia entre leche materna y fórmula

Amamantar es una tarea muy importante, especialmente para aquellas que son madres primerizas. Es un tema que se ha hecho más relevante en la actualidad debido al problema que algunos ven en el hecho de que se amamante a los bebés en público, esto de la mano con otros factores a su vez a contribuido a que en Internet abunde información acerca sobre este tópico.

Sin embargo, para algunas madres que no saben qué conviene más; si amamantar o recurrir a la fórmula, tanta información puede resultar confusa; ya que existe mucha contradicción entre algunos estudios realizados, los cuales se dividen en dos grupos: los que están a favor de la leche materna y los que defienden el uso de fórmula (aunque no necesariamente la prioricen).

Si tú también tienes dudas al respecto o simplemente quieres un poco más de información, continua leyendo, porque a continuación te explicamos cuál es la diferencia entre fórmula y leche materna.

Leche materna

La leche materna es importante y saludable porque ayuda al infante a desarrollar su sistema inmunológico al mismo tiempo que le provee las vitaminas, proteínas y minerales necesarios para su crecimiento.

leche materna

leche materna

La cantidad y la composición de la leche materna varía dependiendo de cada madre y también de las necesidades del infante. Cuando la mujer desteta al bebé, empieza a producir menos leche y viceversa. Asimismo, la composición de la leche cambia dependiendo de la edad del bebé.

La leche materna es excretada a través de las glándulas mamarias que se encuentran en los senos. La misma se digiere con facilidad y le brinda al pequeño todo lo necesario para crecer sano y fuerte.

Conforme el infante crece, la cantidad de hierro que aporta la leche materna se reduce; por lo que se hace necesaria la ingesta de alimentos sólidos. Pero esto viene a ocurrir cuando el niño alcanza más o menos los 6 meses de edad. Por lo general, se aconseja a las mujeres amamantar a sus pequeños hasta que los mismos cumplan el primer año y; en algunos casos, hasta que alcancen la edad de 2 años.

Fórmula

Por otra parte, para algunas madres amamantar a su bebé no es una opción; quizás porque no les gusta, les resulta doloroso o simplemente porque padecen alguna enfermedad o condición médica que no se lo permite. Para esas madres se ha inventado una opción: la leche de fórmula.

leche de formula

leche de formula

La leche de fórmula incluso puede ser utilizada como complemento de la leche materna. Es importante que se tenga en cuenta que la misma nunca podrá sustituir a la materna como la mejor alternativa.

Ha sido desarrollada con el objetivo de proveerle al infante todos los nutrientes, vitaminas y minerales que necesita su cuerpo. Sin embargo, carece de algunos antibióticos y ciertas proteínas presentes en la leche materna.

Finalmente, existen algunos beneficios de alimentar al bebé mediante leche de fórmula. Por ejemplo, una de las ventajas radica en el hecho de que mediante esta alternativa los hombres también pueden participar en el acto de alimentar a sus pequeños; estrechando así los lazos entre padre-hijo, también la madre dispone de un horario más flexible para alimentar a su bebé y, por último, la madre no tiene que preocuparse acerca de su dieta debido al bebé.

Como puedes ver, tanto la leche materna como la de fórmula tienen sus pros y sus contras.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.