Diferenciaentre

Menu

Diferencia entre el Sol y la Tierra

El universo está lleno de planetas, estrellas y muchos otros tipos de cuerpos celestes, incluso posee varios aspectos que hasta el momento son un misterio para nosotros. En medio de todo aquello observable y desconocido, estamos nosotros los seres humanos que habitamos en el planeta Tierra que pertenece al sistema solar; sistema que como ya te podrás imaginar debe su nombre a ese astro tan importante para nosotros: el Sol.

Aunque muy poca gente confundiría al Sol con la Tierra, no todo el mundo sabría explicar qué es lo que realmente marca la diferencia entre ambos cuerpos, más allá de su apariencia. Por eso, si tienes dudas acerca de cuál es la diferencia entre la Tierra y el Sol o simplemente andas en busca de un poco más de información que sirva de complemento a lo que ya sabes, continua leyendo, porque más abajo te explicamos todo lo que necesitas saber en torno a este interesante tema.

Tierra

La Tierra es el cuerpo más denso del sistema solar. La misma rota sobre su eje de oeste a este y gira alrededor del Sol. Cada 24 horas, este planeta completa una rotación sobre su eje, pero tarda 365 días en darle una vuelta completa al Sol; período de tiempo que definimos como un año.

Es el tercer planeta más cercano al Sol y el quinto más grande del sistema solar. La luz de su estrella llega a diferentes partes del planeta, provocando así los distintos cambios del hora y de clima en ciertos lugares.

Básicamente, la Tierra es una pieza de roca sólida cubierta en gran medida de agua. En ella, las personas, así como también otros seres vivos; habitan y se desarrollan.

Sol

Por otra parte, contrario a la Tierra, el Sol no es un planeta; sino una estrella. Es el centro del sistema solar, que consiste en ocho planetas girando alrededor de este astro.

El Sol es como una enorme bola de fuego llena de gas y es responsable de la vida en este planeta. Asimismo, es cientos de veces más grande que la Tierra en diámetro.

sol y tierra
sol y tierra

Finalmente, aunque se encuentre lejos, el Sol está lo necesariamente cerca para que sus rayos nos proporciones calor e iluminación sin que lleguen a calcinarnos. Del mismo modo, estos rayos llegan a la luna – nuestro satélite – que refleja su luz, permitiendo así que nuestras noches también estén hasta cierto punto iluminadas. El Sol difiere de la Tierra en volumen, tamaño, diámetro y peso.

...
Advertisements