Advertisements

Diferencia entre trabajo duro y trabajo inteligente

La mayoría de gurús y libros de autoayuda estarían de acuerdo con este hecho: que para alcanzar el éxito es necesario trabajar duro hasta llegar a nuestra meta. Algunos hasta afirman que para lograr tu sueño tienes que dar todo y lo mejor de ti desde que te levantas en las mañanas hasta que te duermes en las noches. Ahora bien, aunque estas ideas encierran algo de verdad, lo cierto es que seguir estos consejos no son garantía de éxito; además, hay quienes pueden realizar un trabajo de igual o mayor impacto que el que lleva a cabo un trabajador duro en incluso menos tiempo que este último y más eficientemente.

Tomando en cuenta lo antes dicho, seguro te estarás preguntando cuál es exactamente la diferencia entre trabajo duro y trabajo inteligente. Si tienes dudas al respecto o simplemente andas en busca de un poco más de información que sirva de complemento a lo que ya sabes, entonces sigue leyendo, porque a continuación te explicamos todo lo que necesitas saber en torno a este tema.

Trabajo duro

Para empezar, es bueno señalar algunos aspectos negativos que podrían presentarse en la vida laboral de algunas personas que “trabajan duro”.

  • Trabajan duro, pero al final del día se cuestionan cuál ha sido su contribución.
  • No sienten que están recibiendo el reconocimiento que merecen.
  • Raramente sienten que han logrado lo suficiente.
  • A pesar de trabajar muy duro sienten que la lista de cosas por hacer es interminable.

Por lo antes dicho, queda claro (aunque no siempre sea el caso) que trabajar duro puede tener una connotación un tanto más convencional y tradicionalista acerca de cómo se debe trabajar. Asimismo, trabajar duro puede referirse a seguir un estilo viejo y anticuado de trabajo, usar técnicas convencionales y a hacerlo tediosamente.

Muchas de las personas que trabajan duro usan las mismas ideas que ya han sido utilizadas antes.

Una de las mejores maneras de saber si el trabajo duro vale la pena es identificar cuáles han sido los logros y qué se ha obtenido que se pueda mostrar a los demás. Si no se tiene nada ni se ha alcanzado nada, entonces es bueno empezar a considerar el trabajo inteligente en lugar del trabajo duro.

Trabajo inteligente

Por otra parte, un trabajador inteligente es alguien que sabe lo que hay que hacer y lo que necesita hacerse, establece metas realistas y alcanzables. Básicamente, es alguien que identifica la mejor manera de hacer un trabajo.

El trabajo inteligente implica la capacidad de adaptarse a los cambios. Se modifican las ideas y técnicas antes empleadas para lograr mejores resultados en el presente, es decir, se mejora la productividad. Cuando se hace trabajo inteligente se premia la innovación.

trabajo duro y trabajo inteligente

trabajo duro y trabajo inteligente

Finalmente, el trabajador inteligente en lugar de trabajar todo el tiempo establece horarios y fechas en las que cada tarea debe ser completada, así como también, establece metas claras y prioriza las tareas más importantes al momento de trabajar.

Advertisements

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.