Diferencia entre inspiración y motivación

Los conceptos “inspiración” y “motivación” describen realidades diferentes, aunque muchas personas desconozcan este detalle. Es cierto que son términos estrechamente relacionados, pero se aplican a contextos distintos porque no son lo mismo y, por tanto, no es correcto emplearlos de manera indistinta.

Inspiración

Esta palabra describe el proceso de estar mentalmente estimulado para hacer o sentir algo, especialmente cuando se trata de hacer “algo creativo”. Denota algún tipo de influencia que se ve envuelta en el proceso de estimulación.

musas inspiracion

musas inspiracion

En pocas palabras, la inspiración tiene que ver con la influencia que motiva a alguien a hacer algo. Al momento de sentirse inspirado, lo más importante es saber reconocer cuál es la fuente de inspiración. La fuente puede ser una persona, una idea, un objeto, una canción, una fotografía, un resbalón en la carretera mientras observas cómo todos se ríen de ti, una historia; en fin, casi todo tiene el poder de inspirar.

Hay dos tipos de inspiración, la activa y la pasiva. La primera se refiere al acto de sentirse estimulado y crear cosas nuevas, aplicar nuevas ideas y descubrir errores en las cosas que ya han sido creadas; la segunda es la que consiste en consumir las ideas exitosas de otros.

Motivación

Por otra parte, la motivación se define como la razón o las razones que se tiene para hacer algo o actuar y comportarse de cierta forma.

Se relaciona con la inspiración en el sentido de que incrementa la fuerza de voluntad y hasta el coraje para hacer algún trabajo. Cuando una persona está motivada pone más esfuerzo y dedicación en lo que hace, por lo que se puede decir que la motivación es la combinación de deseo y voluntad. Es el entusiasmo por lograr alguna cosa.

motivacion

motivacion

Si se compara con la inspiración, puede apreciarse que la motivación es un poco menos abstracta, porque muchas veces depende de acciones directas sobre el individuo; por ejemplo, imagina a un empresario que decide darle un incentivo a sus empleados para motivarlos a trabajar mejor o, en el caso de la educación; piensa en ese estudiante que recibe un reconocimiento o una medalla por sus buenas calificaciones, ambas son formas de motivar a las personas.

Finalmente, como hemos dicho en otra ocasión, hay dos tipos de motivación: intrínseca y extrínseca. La primera es la que mueve a las personas a hacer las cosas por puro placer, deseo o porque lo consideran importante; mientras que la segunda es aquella que depende de factores externos.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.