Advertisements

Diferencia entre verbos regulares y verbos irregulares

En la gramática, los verbos juegan un papel muy importante cuando se trata de la formación de oraciones. Son los que hacen referencia a las acciones y le dan significado a las mismas.

Los verbos, según la permanencia de su raíz o lexema se clasifican en regulares e irregulares, por lo tanto, es importante saber la diferencia entre ambos para poder clasificarlos correctamente. Si tienes dudas al respecto o simplemente quieres un poco más de información, continua leyendo, porque a continuación te decimos todo lo que necesitas saber en torno a este tema.

Verbos regulares

Se les llama así a aquellos verbos que una vez conjugados, es decir, cuando dejan de estar en infinitivo; no cambian su raíz. Los verbos regulares se caracterizan por seguir un esquema o patrón, por tal motivo resulta menos complicado emplearlos en sus diversas formas en el habla cotidiana.

verbos regulares ejemplos

verbos regulares ejemplos

Algunos ejemplos de verbos regulares bastante comunes y ampliamente utilizados son:

  1. Amar: amo, amas, ama, aman…(En este caso puede notarse que el lexema o raíz “am” siempre se conserva).
  2. Correr: corro, corres, corre,corren…(“Corr” es la raíz que en todo caso se mantiene).

Verbos irregulares

Por otra parte, los verbos irregulares, tal como su nombre lo sugiere son aquellos que una vez conjugados cambian o alteran su lexema en algunas de sus formas.

verbos irregulares

verbos irregulares

A diferencia de los regulares, estos no presentan ningún patrón en específico, no siguen ningún modelo; sino que se mantienen cambiando. Por tal motivo, con frecuencia pueden generar confusión entre los hablantes y ser conjugados de manera incorrecta por los mismos.

Algunos ejemplos de verbos regulares bastante comunes y ampliamente utilizados son:

  1. Oler: huelo, hueles, huele, huelen, olemos…
  2. Oír: oigo, oyes, oye, oyen…
Advertisements

You may also like...