Diferencia entre amar y querer

Cuando de sentimientos y emociones se trata nos vemos invadidos por un gran número de preguntas, especialmente si se trata de sentimientos de cariño o amorosos. Por ejemplo, casi todos nosotros alguna vez nos hemos preguntado ¿qué es el amor? ¿cómo saber si alguien realmente nos quiere? y, por supuesto, ¿cuál es la diferencia entre querer y amar?

Si todavía no has hallado respuesta a esta última interrogante o simplemente quieres conocer otra perspectiva acerca de la misma, continua leyendo, porque en esta ocasión te explicamos cuál es la diferencia entre amar y querer.

Querer

Cuando alguien quiere algo o a alguien puede ser por un corto período de tiempo. Aunque puede darse el caso de que dicho período sea relativamente largo. Lo que en realidad caracteriza el acto de “querer” no necesariamente tiene que ver con la duración, sino que suele ser algo más superficial que “amar”.

querer

querer

¿Recuerdas la última vez que quisiste obtener algo o que quisiste a alguien? ¿todavía lo quieres? Lo más probable es que no, porque lo que uno quiere tiende a variar  fácilmente con el tiempo.

Asimismo, si se trata de querer a una persona, este cariño suele tener consigo algunas condiciones (explícitas o implícitas) en la relación. Puedes darte cuenta de que sólo “quieres” a alguien si notas que de esa persona sólo te gustan algunas características, pero no toleras o no te agradan otros aspectos de la misma.

Amar

Por otra parte, el amor es un sentimiento más fuerte y duradero que el cariño. Es algo que se mantiene a lo largo del tiempo y no suele poner condiciones.

Quien realmente ama no se interesa sólo por algunos aspectos de la persona amada, sino por todo lo relacionado con la misma. Del mismo modo, cuando alguien siente amor antepone las necesidades del otro sobre las suyas (o al menos las considera) y no actúa de manera egoísta. Por ejemplo, cuando un enamorado envía felicitaciones de cumpleaños de forma creativa a la persona que ama sin esperar a que esa persona haga obligatoriamente lo mismo cuando le toque a él.

amar

amar

En caso de que el amor se sienta hacia algo y no hacia alguien, entonces puede observarse que ese algo se disfruta sin importar qué tan difícil parezca. Por ejemplo, quien ama escribir, acampar, nadar, a su gato…siempre sacará tiempo para ello y se sentirá feliz invirtiendo su tiempo de esa manera.

Finalmente, en el caso de las relaciones de pareja el  acto de “querer” suele estar relacionado a la búsqueda de la propia satisfacción o bienestar, mientras que el acto de “amar” por lo general es fruto del deseo de compartir el propio bienestar con alguien más. De ahí que se diga que el que está vacío o no siente amor hacia su propia persona es incapaz de amar a alguien más.

Advertisements

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.