Con mucha frecuencia aparecen personas que confunden los conceptos de “selección” y “elección”, aunque lo cierto es que no se les puede culpar; ya que ambos términos resultan